domingo, 7 de agosto de 2016

Datos para entender Facebook

Algunos datos prácticos para entender Facebook:

Cadenas de vacío o con poco sentido. Una vez más veo entre mis   amigos    de Facebook esas cadenas que invitan a copiar y pegar,   y que si no lo hacemos, seremos eliminados de su red virtual. Al parecer, este sería el castigo por “no estar presentes” de alguna manera en el perfil de esa persona.  Recordemos que las redes sociales virtuales son apenas espejos distorsionados de las redes sociales reales.  Las personas no cambian sus características principales por registrarse en esta plataforma. Los tímidos, seguirán siendo tímidos y lo expresarán publicando menos asuntos personales, los más enfocados en algún tema en particular, estarán siempre publicando y/o reproduciendo artículos relacionados a él; así, cada persona va encontrando su manera de relacionarse y manifestarse de acuerdo a su personalidad.
Lo que publico lo pueden ver todos mis amigos: eso no significa que lo vean todos mis amigos.
Tal como ocurriría si escribo un grafiti en el muro de mi casa, lo podrán ver todos los que pasen por ahí, pero no todos mis vecinos pasan; (o podrían pasar distraídos y no verlo). Del mismo modo, aunque veamos conectados al Facebook a determinada persona (por el punto verde del chat, por ejemplo, o porque publicó algo), no me consta que haya leído mi publicación.  Las publicaciones   más recientes generalmente aparecen arriba, relegando a las otras a ubicaciones inferiores,  y hay mucha gente que no recorre todo el espectro de publicaciones de sus amigos.
Puedo ver nombres desconocidos cuando abro mi Facebook: esto asusta a muchas personas que son novatas en  redes virtuales. Generalmente, cuando alguno de nuestros amigos ha publicado algo, y uno de sus amigos lo comenta, ese comentario aparece a nuestra vista. Eso no significa que esa persona se haya colado en nuestro perfil sin permiso. Lo vemos en virtud de que agrega un comentario a la publicación de un amigo que tenemos en común. Del mismo modo, si comentamos algo de lo que publica un amigo, lo verán sus amigos. Pero cuando publicamos algo en nuestro muro (donde dice ¿qué estás pensando? O ¿cómo te sientes hoy?) eso lo ven solamente nuestros amigos y sólo ellos lo pueden comentar. (Siempre que nuestra configuración de privacidad sea Amigos.)  
Privacidad virtual se aprende Una analogía válida es pensar el Facebook como estar con 3 o 4 amigos charlando en una mesa de esas cafeterías pequeñas. Muy próximo a nuestra mesa, hay otras, algunas  veces con gente, otras no. Lo que digo en esa mesa de amigos en voz alta, puede ser escuchado por algunos de los grupos aledaños. ¿Es oportuno decirlo en ese ámbito? Cuando estamos en la vida real, automáticamente adoptamos tono de confidencia, y nuestros amigos, aproximan sus cabezas para escucharnos. En la vida virtual, los adultos debemos contemplar un período de entrenamiento para aprender a cuidar esa privacidad. (Y dicen los expertos que los adolescentes y jóvenes también deberían). Recomiendo a los nuevos usuarios de redes virtuales, observar un tiempo lo que dicen sus amigos antes de comenzar a publicar.
Plan Ibirapitá
En Ibirapitá.org.uy existe una sección Preguntas Frecuentes, desde donde podrán descargar el manual de uso de la Tablet. Para los usuarios inexpertos, ofrezco mi correo electrónico lametaeselcamino@gmail.com o mi perfil en Facebook con la misma dirección para que me soliciten el manual, que enviaré por el mismo medio que me sea pedido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario